Intercambio de semillas Guardian@s de la Biodiversidad hortícola

Ayer nuevo intercambio de simientes tradicionales, «esas de casa de toda la vida» entre los Guardian@s de la Biodiversidad del Somontano y con alegría de recibir nuevos multiplicadores para no perder este patrimonio agroalimentario en peligro de extinción, base de ritos y de la gastronomía local.Activar para ver una imagen más grande.

Vista previa de la imagen

Satisfacción del compost obtenido de forma comunitaria

Tras casi seis meses de espera, los vecinos y las vecinas que han participado en la Campaña Piloto de compostaje comunitario doméstico Transforma y Retorna, han extraído su primer compost cerrando el círculo de sus biorresiduos domésticos.
Esta iniciativa experimental ha sido promovida por la Comarca de Somontano de Barbastro y comenzó reuniendo a 38 familias del territorio que en la actualidad, compostan a través de compostera unifamiliar en su huerta o jardín.
El compostaje comunitario es la gestión de los residuos orgánicos biodegradables domésticos de un colectivo de gente (comunidad de vecinos, pueblo, etc.) con el fin de obtener un recurso valioso para su aplicación en jardinería municipal y/o reparto entre las personas participantes. Además, esta iniciativa permite que puedan participar en el reciclaje de los residuos orgánicos en origen, aquellas personas que no pueden tener un compostador individual.

La experiencia se ha realizado en Peralta de Alcofea y Salas Altas, entre las dos poblaciones participan 20 familias y se ha conseguido recoger más de 1.400 kg de biorresiduo doméstico, 1.142 kg de origen domiciliario y  269 procedente de jardín y triturado de rama. Después de pasar el proceso de compostaje, se ha recogido unos 537 kg de compost que será usado como fertilizante. Ha sido la semana pasada cuando se ha extraído el primer compost, siendo motivo de satisfacción entre las personas participantes.
En Peralta de Alcofea, tras repartir compost entre los participantes, el resto se ha destinado a zonas verdes comunes, que al igual que en Salas Altas, el grupo decidió que lo sobrante fuera destinado a unas almendreras recién plantadas por el Ayuntamiento y para las jardineras del patio de recreo del Centro Escolar como propuesta de madres participantes preocupadas por el uso de herbicida tiempo atrás.

Vista previa de la imagen

Vista previa de la imagen

Vista previa de la imagen